This is Photoshop's version of Lorem Ipsn gravida nibh vel velit auctor aliquet.Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci elit consequat ipsutis sem nibh id elit. quis bibendum auci elit.

Instagram feed

+ 01145928421 SUPPORT@ELATED-THEMES.COM

Las mil y una noches

Las mil y una noches

Perteneciente al rey Mohamed VI, el Royal Mansour es el hotel más lujoso de Marrakech. Con una arquitectura impactante y un exquisito diseño interior este lugar es un sueño que este año mejora, ya que estrenó una gran piscina, así como nuevos espacios, entre ellos un restaurante al aire libre.

 

Cuando los clientes de este hotel aterrizan en el aeropuerto Menara de la ciudad marroquí, comienza el tratamiento de reyes: personal que les espera en la escalinata, les acompaña al control exprés -reservado a personalidades-, recoge sus maletas y los lleva hasta uno de los dos Bentleys . El establecimiento es propiedad de Mohamed VI de Marruecos, con lo que se adquiere una categoría especial, la de “invitados del monarca”.

En su interior, cincuenta y tres riads, con patio central y fuente y que en sus tres alturas incluyen de una a cinco habitaciones, con un amplio salón y terraza con hammam. Gracias a túneles subterráneos, será difícil tropezarnos con los empleados encargados de que nuestra riad esté impecable en todo momento, de que no nos falte de nada. La arquitectura interior recrea las formas clásicas de la medina tradicional, donde el detalle decorativo deja boquiabierto, fruto al trabajo de más de un millar de artesanos, encargados de dar forma a los mejores materiales que hallamos en este enclave, “vitrina excepcional de un saber ancestral”, como subrayan orgullosos.

Los jardines ocupan dos hectáreas, las que están repletas de flores de todo tipo, las que se encargar de perfumar el aire del hotel. Este fue diseñado por el arquitecto y paisajista español Luis Vallejo, quien creo una verdadera fantasía digna de reyes.

De inspiración arabo-andaluz y poblados de palmeras, reina una vegetación que desprende fragancias de jazmín y azahar, entre otras, tan típicas del mundo musulmán, con una nueva piscina exterior, de seiscientos metros cuadrados. Tras un buen baño, nos espera el gran spa, de blanco virginal y decoración típicamente marroquí, que ocupa dos mil quinientos metros cuadrados y ofrece más de un centenar de tratamientos. Y como si esto fuera poco, a principios de este año se inauguró “Le Jardín”, una nueva área de piscina con estilosas cabañas, bar y restaurante, el que esta dirigido por el Yannick Alleno, chef galardonado con una estrella Michelin…El último broche de oro que se podía esperar en un lugar que no deja de sorprender y que si alguno de los ilustres visitantes que solían ir a esta ciudad, como Churchill, Yves Saint-Laurent, Matisse o Delacroix conocieran, seguro se transformaría en su favorito.