This is Photoshop's version of Lorem Ipsn gravida nibh vel velit auctor aliquet.Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci elit consequat ipsutis sem nibh id elit. quis bibendum auci elit.

Instagram feed

+ 01145928421 SUPPORT@ELATED-THEMES.COM

THEO JANSEN

HomeNoticiasTHEO JANSEN

THEO JANSEN

Theo Jansen

Algoritmos del viento

Así se llama esta preciosa exposición gratuita que se presenta hasta el 1 de julio en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos (CNACC). Este artista cinético presenta por primera vez en Chile sus asombrosas esculturas, las que invitan a explorar las posibilidades de la creación, la evolución del conocimiento y la relación con el medio ambiente.

Éxito total, quizás uno que ni los propios organizadores de la muestra esperaban. Más de 3,530 personas han ido a visitar “Algoritmos del Viento”, obra instalativa de uno de los artistas cinéticos más importantes del mundo, el holandés Theo Jansen -78 años- quien construyó estructuras gigantes con materiales simples como el plástico, las que se mueven por sí solas al ritmo del viento. Estas especies de animales son lo que el llama “Strandbeest” –animales de playa-, los que nacen de su imaginario personal, imaginario que hace más de 30 años produce obras de corte experimental, ya que Jansen cruza disciplinas tan aparentemente disímiles como las matemáticas, la física y el medio ambiente, creando sus “animaris” –unión de mar y animales-, las que él pretende le sobrevivan y puedan en un futuro ser autónomas, ya que estas son: “especies animales que no requieren alimentos porque obtienen su energía del viento: logran sobrevivir en ambientes con escasos nutrientes como las playas. Su gran ventaja es que no necesitan competir con el resto de la naturaleza”, como explico al diario La Tercera el artista.

Todo comenzó al pensar en las posibles consecuencias del cambio climático que se vislumbraban en 1989, tras leer una noticia de cómo el mar podría cubrir las playas de los Países Bajos. Imaginó grandes máquinas-animales que pudiesen fortalecer los diques para proteger el borde costero y el resto del territorio. Pronto comenzó a hacerlas reales, ya sin una misión tan difícil. Se basó en algoritmos –conjunto ordenado de operaciones sistemáticas que permite hacer un cálculo y hallar una solución– y formas fundamentales, números que dan longitudes y el triángulo que sirve de base, por ejemplo, para el mecanismo de una pierna. Todo este enorme trabajo que ha hecho durante toda su vida le ha permitido, a través del ensayo y error, perfeccionarse cada vez más, logrando enseñar que con pasión, pocos materiales y la naturaleza, es posible crear cosas increíbles.